Acerca de José Ignacio de Mendiguren
 

Hablar de cara a la sociedad

Comienzo una nueva etapa en mi participación pública, al asumir el 10 de diciembre una banca en la Cámara de Diputados en representación de la provincia de Buenos Aires. Lo hago como parte del Frente Renovador, que obtuvo casi cuatro millones de votos en las elecciones de octubre, y también en calidad de dirigente empresario, dos veces titular de la querida Unión Industrial Argentina y, en la actualidad, secretario. Pero, por sobre todas las cosas, lo hago como militante de una causa que está por encima de todas las coyunturas y los cargos: el desarrollo nacional.

Llego al Parlamento con la convicción de que la representación del sector empresario en general y el industrial en particular ha adolecido a lo largo de la historia de la capacidad de presentar una visión de país coherente y de dar el debate acerca de la necesidad de impulsar ese proceso de desarrollo, con inclusión e integración territorial.

Los empresarios industriales y desarrollistas tenemos una visión clara sobre el pasado, el presente y el futuro de Argentina. Creemos que ningún país de las características del nuestro puede garantizar bienestar y progreso para todos sus habitantes si no genera una estructura productiva con eje en la agregación industrial de valor. Todo país desarrollado ha sido y sigue siendo un país industrial. Y para ser un país industrial hay que diseñar y aplicar políticas que tengan como horizonte la próxima generación más que la próxima elección.

Los dirigentes argentinos hemos sido históricamente mejores en defender intereses sectoriales que en insertar esos intereses en el marco del interés general. Nuestra historia de desencuentros y luchas fraticidas fue en parte consecuencia de esa incapacidad de concebirnos como un todo en el que las partes están mejor en la medida en que lo esté el conjunto. Los empresarios hemos sido parte de esa falencia, porque hemos delegado nuestra representatividad y no siempre hemos confiado en nuestras ideas para ponerlas al servicio del bien común.

Los empresarios industriales somos, por defecto, líderes en nuestras empresas y en las comunidades en las que trabajamos. Generamos empleos de calidad y lazos duraderos con nuestros colaboradores y sus familias. Tenemos lazos sólidos aguas arriba y aguas abajo de las cadenas de valor de nuestros sectores y entendemos la dinámica de la economía real en el territorio.

A partir de esa experiencia, construimos nuestra mirada sobre Argentina.  Esa es la mirada que traigo a partir de ahora al Parlamento, a 30 años de la recuperación de la democracia, para debatirlas con los representantes del pueblo y de cara a la sociedad. El objetivo: construir los consensos necesarios para que el siglo XXI sea – cuanto antes – la hora del desarrollo argentino.

 

José Ignacio de Mendiguren 

 
Hablar de cara a la sociedad

Comienzo una nueva etapa en mi participación pública, al asumir el 10 de diciembre una banca en la Cámara de Diputados en representación de la provincia de Buenos Aires. Lo hago como parte del Frente Renovador, que obtuvo casi cuatro millones de votos en las elecciones de octubre, y también en calidad de dirigente empresario, dos veces titular de la querida Unión Industrial Argentina y, en la actualidad, secretario. Pero, por sobre todas las cosas, lo hago como militante de una causa que está por encima de todas las coyunturas y los cargos: el desarrollo nacional.

 
Un sendero regional para el desarrollo

En el mundo actual, y aún más en el que está por venir, las claves del desarrollo están íntimamente relacionadas con la puesta en marcha de estrategias y alianzas regionales capaces de potenciar a los países. Argentina y Brasil no son la excepción. Sus senderos conducen hacia un destino común que implica aprovechar de una oportunidad que es tan real hoy como fue esquiva en el pasado: la oportunidad de agregar valor para no tener que importarlo.

 
De Mendiguren volvió a reclamar "medidas integrales" contra la inflación

El diputado nacional del Frente Renovador advirtió que si desde el Gobierno "no retoman el crecimiento, están abanicando el cadáver". Además, consideró que "todas las medidas para salir no están sirviendo y no vamos a la causa definitiva". 

 
"Si no retoman el crecimiento, están abanicando el cadáver"

El diputado nacional del Frente Renovador, José Ignacio de Mendiguren, criticó por Radio 10 el acuerdo de precios y remarcó la necesidad de incentivar la inversión.

Si no retoman el crecimiento, están abanicando el cadáver

El diputado nacional del Frente Renovador, José Ignacio de Mendiguren, le pidió al Gobierno que tome "medidas integrales" para combatir la inflación e incentivar la inversión.

 
“Lo que tenemos que resolver es la competitividad”

Una charla que mantuvimos con Magdalena Ruiz Guiñazú, publicada en Perfil. Le comento la importancia de que el país retome la senda económica que perdimos y volvamos a poner en marcha los motores del crecimiento: cambio competitivo, superávit fiscal y comercial y baja inflación.